Troyanos bancarios, malware o estafas que suplantan a la Agencia Tributaria: cuidado, no piques en estos fraudes

Los ciberdelincuentes tienen el objetivo de robar información personal o contraseñas para realizar compras a cargo de la víctima. Además, suelen instalar troyanos en los dispositivos de los usuarios.



¿Has confirmado una reserva en Booking? Alertan de una estafa con phishing que accede a tus datos personales.

Los expertos en ciberseguridad recomiendan siempre a los usuarios que descarguen las aplicaciones móviles desde tiendas oficiales como Play Store o App Store, que abran correos electrónicos de destinatarios conocidos o que no compartan información confidencial en Internet para evitar los posibles fraudes.

Pero más allá de los consejos, siempre hay internautas que caen en la estafa y terminan perdiendo su dinero. Hace unos meses, Josep Albors (director de investigación y concienciación de ESET España) compartió las principales ciberamenzas que suelen tener más presencia en Internet.


Suplantan a la Agencia Tributaria para introducir malware y robar tus datos bancarios


La Renta es un gancho para los ciberdelincuentes

La Agencia Tributaria suele ser uno de los organismos oficiales más suplantados a lo largo del año y, durante la campaña de la Renta, los ciberdelincuentes intensifican sus estafas para que los usuarios accedan a webs fraudulentas con el objetivo de robar información o contraseñas.

Otros de los fraudes están relacionados con el envío de SMS y correos electrónicos, en los se adjunta un enlace a una web donde se solicitan los datos correspondientes a la tarjeta de crédito para efectuar un supuesto reembolso, aunque en realidad son usados para realizar compras a cargo de la víctima o sacar dinero de la cuenta bancaria.

Presencia activa de troyanos

El troyano bancario Qbot accede a las redes corporativas para desplegar malware y herramientas que permitan a los ciberdelincuentes alcanzar sus objetivos a través de facturas falsas, letras de cancelación y PDF maliciosos. Además, el troyano Grandoreiro ha utilizado varias plantillas de correos para conseguir nuevas víctimas a través de facturas, entregas pendientes, notificaciones judiciales o intentos de ejecución hipotecaria.

Ambos troyanos tienen la misión de controlar el equipo de las víctimas, robar datos e introducir software malicioso en los dispositivos.

Por otro lado, es importante mencionar el troyano bancario Ousaban está empezando a aparecer cada vez con más frecuencia.

El malware sigue presente

Por último, el sistema de inteligencia de amenazas de ESET detectó un pico bastante elevado en la detección del malware SmokeLoader, una amenaza veterana que actúa como descargador de otros códigos maliciosos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario