Google acaba de lanzar Bard en España: la IA de Google llega con múltiples funciones para hacer frente a ChatGPT

Bard lleva un tiempo disponible en múltiples territorios. Sin embargo, no ha sido hasta este momento cuando la inteligencia artificial de Google ha aterrizado por fin en España. Y es que tal y como ha confirmado la compañía, por fin podemos utilizar Bard traducido completamente al español y con la posibilidad de interactuar en este idioma.

Bard es la respuesta directa de Google ante ChatGPT, el chatbot de OpenAI. Además de al español, Bard llega hoy también disponible en más de 40 idiomas. Para utilizar esta inteligencia artificial, lo único que tenemos que hacer es dirigirnos a su web oficial y comenzar a interactuar con ella.

Bard ya está disponible en España

Google ha querido lanzar un producto lo más completo posible. Sin embargo, por temas relacionados con la privacidad y seguridad de los usuarios, Bard no pudo ser lanzado en los países que conforman la Unión Europea hasta este momento.

La inteligencia artificial de Google es además capaz de acompañar nuestras consultas con imágenes, lo que significa que los usuarios disponen de multitud de posibilidades a la hora de poder desarrollar ideas y utilizar esta IA en entornos profesionales, académicos e incluso cotidianos.

Bard también cuenta con la posibilidad de respondernos por voz. Tan solo tenemos que interactuar con esta IA y luego seleccionar el icono de sonido para escuchar las respuestas de Bard. Esto es especialmente útil para cuando queremos saber cómo se pronuncia correctamente una palabra, o simplemente tengamos curiosidad por interactuar con una IA de este estilo mediante la voz.

Junto a ello, los usuarios también pueden modificar el tono y el estilo de las respuestas de Bard. Para ello contamos con cinco opciones: sencillo, largo, corto, profesional o informal. De esta manera, dependiendo de cómo queremos que nos responda, podremos adaptar sus respuestas. No obstante, cabe resaltar que esta opción de momento solo estará disponible en inglés hasta nuevo aviso.

Otra de las novedades que llegan a Bard es la posibilidad de anclar y renombrar conversaciones. De esta manera, podrás consultar y retomar conversaciones antiguas con la IA e incluso anclarlas a la barra lateral para no perderlas de vista. Muy útil si en la conversación obtuvimos información relevante que no queremos perder.


Una IA avanzada y con un ecosistema familiar

Para completar esta propuesta, Google también ha añadido la posibilidad de hacer consultas con imágenes. Y es que mientras utilicemos Bard, Google Lens estará trabajando en segundo plano para analizar las imágenes dadas. Además, las respuestas de Bard también incluirán a veces información visual. De esta manera, las posibilidades aumentan considerablemente. La idea es que esta función llegue a más idiomas, aunque de momento nos tenemos que conformar con utilizarla en inglés.

En el caso de que quieras compartir tu chat con Bard, podrás hacerlo de manera muy sencilla generando enlaces que podrás compartir con cualquiera. Además, como añadido enfocado a programadores, Bard incluye una nueva función para exportar código de Python a Replit y también a Google Colab.

Parece que Google quiere tomarle la delantera a OpenAI y a Microsoft en cuanto a la carrera por la mejor IA generativa. Queda mucho por descubrir, por lo que estos días nos toca explorar a fondo esta nueva herramienta y ver si nos acaba convenciendo más que otras propuestas.

Como siempre, no está de más recordar que debemos ser precavidos a la hora de utilizar este tipo de herramientas, sobre todo con la información sensible que podamos compartir, ya que Bard, al igual que otras inteligencias artificiales, podrá recopilar cualquier fragmento de texto para que la compañía pueda entrenar sus modelos de lenguaje. Ya lo confirmaba Google a través de su política de privacidad. Y es que la compañía no dudará en utilizar cualquier información pública en la red para entrenar a su IA.

Más información | Google

No hay comentarios:

Publicar un comentario